La Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza del Uruguay (CSEU), emitió un comunicado en el que critica la improvisación de las autoridades a la hora de tomar medidas que han afectado el derecho a la educación, en especial de los sectores más pobres de la sociedad.

Según la CSEU, la realidad «lamentablemente vino a corroborar nuestras denuncias de la falta de condiciones en el inicio de cursos 2021 en todos los subsistemas de la ANEP. La falta de respuestas, en tiempo y forma, por parte de la administración ante los desafíos que al sistema educativo imponía la situación sanitaria; aunado a las consecuencias negativas que el recorte presupuestal tiene sobre el mismo, hizo evidente la falta de garantías y certezas sanitarias que pusieran a resguardo la salud de estudiantes y trabajadores, tal cual lo recomendara el GACH el 7 de febrero último».

Leer aquí noticia completa